viernes, 3 de julio de 2015

Artigas

Artigas es una fábrica de alimento para el sistema. Los turros usan la misma ropa, caminan las mismas calles y repiten los mismos juegos. Tarde o temprano, pierden. Son una jauría domesticada, que sube por propia voluntad a los camiones con destino de matadero. La policía no piensa ni hace esfuerzos. Espera. El error, la filtración, la delación.  Y cuando tarda en llegar, simplemente cae sobre los mismos tipos.
Una y otra y otra vez.

(Kike Ferrari y Juan Mattio, Punto ciego, Buenos Aires, Vestales, 2015, pág 21)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada